imagen de cabecera

Divina Liturgia de Navidad. 25-12-2017

Con Bendición de Dios, la noche buena el domingo 24 de diciembre Mons. Crisóstomo celebró la Divina Liturgia de Navidad en la Catedral San Pedro en la Plata. En su homilía Mons. Crisóstomo habló sobre el nacimiento del Verbo de Dios y nacimiento del Amor Divino Emmanuel que significa Dios con nosotros quien brilló su luz en Belén quien abraza nuestra humanidad regalándonos el poder para amar como el dijo ‘’ Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros: como os he amado, que también os améis los unos á los otros. ‘’ Juan 13,34 y sobre la importancia del amor que nace del corazón como cualquier virtud que no tiene valor sin nacer del corazón ´´El hombre bueno del buen tesoro del corazón saca buenas cosas: y el hombre malo del mal tesoro saca malas cosas´´ Mateo 12,35. La celebración de la ceremonia de Navidad contiene: procesión, suplicas, oraciones, lectura de carta de San Pablo, Evangelio de San Lucas 2. En el tiempo que se lee ´´Gloria en las alturas a Dios, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres´´ rezamos girando en procesión la Glorificación de los ángeles de la oración de la mañana según el rito Arameo-Siriano. Al final exaltación de la santa Cruz. Gloria a Dios en las Alturas y sobre la tierra paz, seguridad y buena esperanza entre la humanidad. Te alabamos, Señor Creador, Rey Celestial, Dios Todopoderoso y a tu Único Hijo Jesucristo con tu Espíritu. Te agradecemos, nos inclinamos y elevamos palabras de gloria honorable por tu Gran Gloria. ¡Oh! Señor Dios, Cordero de Dios, el Hijo, Palabra del Padre, Aquél que cargó sobre Sí el pecado del mundo, ten piedad de nosotros. ¡Oh! El que soporta - lo que significa - que cargó el pecado del mundo, escúchanos, y acepta nuestros pedidos, aquel que está sentado con su Gloria a la diestra de Su Padre, absuélvenos, y ten piedad de nosotros. Porque eres el Único, Santo, Dios, Señor Jesucristo con tu Espíritu Santo. Te glorifico, Tú eres Gloria de Dios Padre verdadero en todos los tiempos y toda nuestra vida, también alabo tu nombre Santo, Glorificado, Eterno, aquel que era y será eternamente. Eres Bendito, Señor Todopoderoso, Dios de nuestros Padres, y alabado sea tu Nombre Honorable con alabanzas eternamente. Es nuestra obligación darte la Gloria, también Gracias y Alabanza ¡Oh Dios Todopoderoso, Padre de la verdad, con el Hijo Unigénito, también el Espíritu Vivificador y Santo! Ahora y en todos los tiempos eternamente. Nuestro Señor Jesucristo. No cierres la puerta de tu Misericordia en nuestros rostros ¡Oh! Señor, somos pecadores, y te lo confesamos, ten piedad de nosotros. Tu Amor, Señor, te hizo descender de tu lugar hasta nosotros. Por intermedio de tu muerte se aniquiló nuestra muerte, ten piedad de nosotros. Tu Eres Santo Dios, Tu Eres Santo Todopoderoso, Tu Eres Santo Inmortal que fuiste crucificado por nosotros, ten piedad de nosotros (se repite tres veces). Señor, Ten piedad de Nosotros, Señor Absuélvenos y ten piedad de nosotros, Señor acepta nuestras ofrendas y oraciones y ten piedad de nosotros. Gloria a Ti Dios, Gloria a ti Creador, Gloria a Ti Cristo Rey, que das Misericordia a tus siervos pecadores. Padre Nuestro que estás en los cielos….

Menu



Traductor


Seguinos en las redes

contacto