imagen de cabecera

Nuevo Arzobispo, Vicario Patriarcal para Asuntos de Juventud y Educación Religiosa.

El 9 de marzo de 2019, Su Santidad Patriarca, Mor Ignacio EfrénII, celebró La Santa Eucaristía en la Iglesia San Severo en la Residencia Patriarcal de Atchaneh - Bikfaya, Líbano Durante la Eucaristía, Su Santidad consagró al Reverendísimo Raban Jack Yakoub como Arzobispo, Vicario Patriarcal para los Asuntos de la Juventud y la Educación Religiosa. Su Santidad fue asistido en la Eucaristía por sus Eminencias: Mor Dioscoros Benjamin Atas, Vicario Patriarcal en Suecia, Mor Athanasius Elia Bahi, Vicario Patriarcal en Canadá, Mor Nicodemus Daoud Sharaf, Arzobispo de Mosul, Kirkuk, Kurdistán y alrededores y Mor Timotheos Matta Al-Khoury, Vicario Patriarcal en la Arquidiócesis Patriarcal de Damasco. Sus eminencias: Mor Theophilus Georges Saliba, Arzobispo de Mount Lebanon y Trípoli, Mor Severius Malke Mourad, Vicario patriarcal en Brasil, Mor Selwanos Boutros Al-Nemeh, Arzobispo de Homs, Hama, Tartous y alrededores, Mor Justinos Boulos Safar, Vicario Patriarcal en Zahleh y Bekaa, Mor Gregorius Malke Urek, Vicario patriarcal en Adiyaman y sus alrededores, Mor Clemis Daniel Kourieh, Arzobispo de Beirut, Mor Dionysius Jean Kawak, Vicario patriarcal para la Arquidiócesis del Este de los Estados Unidos de América, Mor Chrysostomos Mikhael Chamoun Vicario y Director de las Instituciones Patriarcales de Beneficencia en Atchaneh, Mor Timotheos Matthew, Mor Georges Kourieh, Vicario Patriarcal de Bélgica, Francia y Luxemburgo, Mor Maurice Amsih, Arzobispo de Al-Jazeerah y Eufrates, también asistieron a Su Santidad en el rito de consagración, en La presencia de Su Eminencia Mor Philoxenus Matta Chamoun. Sus Beatitudes Mor Ignatius Joseph III Younan, Patriarca Católico Siriano de Antioquía, y Joseph Absi, Patriarca Melkita-Griego Católico de Antioquía y Todo el Este, Alejandría y Jerusalén, además de sus Eminencias Arzobispos de las Iglesias Cristianas en el Líbano y Siria, y una multitud de sacerdotes, monjes, monjas, diáconos y fieles. En su homilía, Su Santidad recordó la historia de los cuarenta mártires de Sebastia, a quienes la Iglesia conmemora hoy. Consideraba que el cristianismo es la religión más perseguida del mundo. Añadió que cada uno de nosotros es un mártir (testigo) de Cristo, algunos de sangre, otros de palabras o hechos. Hablando sobre la consagración de un nuevo arzobispo, Su Santidad dijo que hoy la Iglesia presenta un nuevo mártir (testigo) de Cristo. El camino del martirio, agregó Su Santidad, está lleno de alegría espiritual incluso a pesar de todos los problemas y dificultades. Al final, felicitó al nuevo arzobispo deseándole un servicio fructífero para la iglesia, especialmente para los jóvenes. Durante la Eucaristía, según el rito de la Iglesia ortodoxa siriana de Antioquía, el nuevo arzobispo declaró su fe ortodoxa y la firmó ante Su Santidad el Patriarca. Su Santidad rezó la oración de la invocación del Espíritu Santo y la imposición de las manos. Apoyó la mano derecha sobre la cabeza del Raban Jack y lo ordenó como arzobispo. Entonces, Su Santidad le dio al nuevo obispo el nombre paternal (Anthimos), y comenzó a revestirlo con las vestimentas del obispado. El nuevo obispo se sentó en la silla obispal; Su Santidad puso su mano derecha sobre el hombro del arzobispo y declaró tres veces: "Axios (digno)", mientras que la multitud de fieles repetía lo mismo cada vez. El nuevo obispo fue llevado a la silla para que leyera la lectura especial de la Santa Biblia. Al final, Su Santidad le entregó el báculo pastoral. Antes de continuar con la celebración de la Sagrada Eucaristía, el nuevo arzobispo Mor Anthimos Jack Yakoub, pronunció unas palabras "Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que ellos también puedan ser santificados por la verdad" (Juan 17:19), en que dijo: “hoy, al recibir por gracia el santo episcopado por la imposición de las manos de Su Santidad, me convierto en un Nazareno para el Señor y sigo santificándome para santificar a mis hermanos”. Añadió: "sigo adelante, para que pueda alcanzar aquello por lo que Cristo Jesús me ha llamado ... al hacer esto, sigo el ejemplo de Su Santidad, ya que ha establecido un departamento especial para el ministerio juvenil siríaco, por lo que siempre se preocupó, porque cree que los jóvenes son la presencia y el futuro de la Iglesia ". Su Eminencia luego agradeció a Su Santidad, a sus Eminencias los Arzobispos, los Reverendos sacerdotes, los monjes, las monjas, los miembros de su familia y todos los que lo apoyaron a través de su vida y el servicio a la iglesia. Después de la Eucaristía, Su Santidad, Sus Beatitudes, Su Eminencia el Nuevo Arzobispo y todas sus Eminencias, entraron en el Salón Patriarcal donde Su Santidad puso al nuevo arzobispo el turbante y la túnica negra con dobladillos rojos, y le dio el pequeño bastón. Luego felicitaron al nuevo arzobispo.

Menu



Traductor


Seguinos en las redes

contacto