Domingo de los difuntos.

Lectura del Santo Evangelio según San Lukas 12.

32.No temas, pequeño rebaño, porque a vuestro Padre le ha parecido bien daros a vosotros el Reino.

33.Vended vuestros bienes y dad limosna. Haceos bolsas que no se deterioran, un tesoro inagotable en los cielos, donde no llega el ladrón, ni la polilla;

34.porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

35.Estén ceñidos vuestros lomos y las lámparas encendidas,

36.y sed como hombres que esperan a que su señor vuelva de la boda, para que, en cuanto llegue y llame, al instante le abran.

37.Dichosos los siervos, que el señor al venir encuentre despiertos: yo os aseguro que se ceñirá, los hará ponerse a la mesa y, yendo de uno a otro, les servirá.

38.Que venga en la segunda vigilia o en la tercera, si los encuentra así, ¡dichosos de ellos!

39.Entendedlo bien: si el dueño de casa supiese a qué hora iba a venir el ladrón, no dejaría que le horadasen su casa.

40.También vosotros estad preparados, porque en el momento que no penséis, vendrá el Hijo del hombre.

Feliz y Bendito domingo.

 

 

 Banco Nacion
Cuenta Nro: 302118263
CBU: 0110030340003021182630

Seleccione su Idioma

©2022 ISOA

Busqueda